#Beisbol en #Cuba: ¿amateur o profesional?

16 octubre, 2016 at 1:17 am Deja un comentario


pelota-cienfuegos-696x464

Nos perdemos en las definiciones, en esa curvita preciosa y precisa que pone nombre a cuánto nos atañe: izquierda o derecha, blanco o negro, bueno o malo, amén de sus respectivos matices. Y en lo referente a nuestro pasatiempo nacional, la zona de strike siempre ha sido más confusa: ¿mantenemos el principio de territorialidad ponderado antaño o mutamos a un incipiente sistema de clubes donde se “recoge” o admite según las necesidades de juego, incluso en detrimento del localismo? O lo que es casi lo mismo: ¿conservamos la línea amateur preconcebida o nos movemos, inexorablemente, en la cuerda del profesionalismo?

Es solo analizar los rosters de las novenas involucradas en el clásico criollo: quizá la “tendencia” comenzó con Industriales y hoy tiene en Matanzas un exponente como ningún otro; pero, tanto más, tanto menos, gran parte de los conjuntos en lid enrola a alguien de “afuera” para su causa. Los ejemplos nos tocan la puerta y hasta los Elefantes de Cienfuegos, un team alejado hoy de la alta competitividad en el torneo, da fe de ello.

Largas serían las explicaciones y en pos de la síntesis existen los conceptos, por suerte: a grandes rasgos, amateur es quien asume una práctica por sana diversión, sin percibir ganancia alguna por dicho ejercicio; mientras profesional es quien se especializa en una actividad determinada y recibe una remuneración económica acorde con su rendimiento. En la actualidad hablamos de las relaciones contractuales de los peloteros con la Federación y el Inder, de aumentos salariales, de bonos extra según su excepcionalidad y hasta contrataciones en el extranjero… ¿entonces?

El amateurismo en Cuba, en lo que al béisbol respecta, tuvo sus orígenes en los finales del siglo XIX, cuando el deporte ganaba adeptos entre los habitantes de la Isla. Lo practicaban jóvenes de familias acomodadas pues, hobby al fin, requería de tiempo y dinero. Ellos compraban sus propios trajes, implementos, costeaban los viajes para los topes y lo más importante: competían por un premio de honor, un banderín, un detalle de orgullo y distinción, nada más.

Más adelante, cuando algunos de dichos atletas salieron de los elencos por diferentes causas, fue necesario buscar sus reemplazos entre los hasta entonces espectadores. Con la competitividad en aumento, las selecciones se basaron en las aptitudes y debieron aceptar a personas de origen humilde, a quienes, además, debían pagarles. La sustitución del premio simbólico por uno metálico estableció otra notable diferencia.

Si en principio fue de exclusivo entretenimiento, con un carácter amateur, a partir de ahí comenzó su tránsito definitivo hacia el semi profesionalismo primero, y al profesionalismo después. El traspaso de peloteros de un club a otro según las cotizaciones por su talento afianzaron definitivamente dichas tendencias, las cuales coexistieron durante las siguientes décadas.

No es preciso justificar ni explicar al profesionalismo en la Isla antes de 1959: era el reflejo de una época, donde el capitalismo imperante convertía a los clubes en empresas con sus respectivos sistemas de ganancias. Sin embargo, solo esta negativa concepción del espectáculo y su mecanismo organizacional trasciende hasta la fecha, descalificando una historia previa que también define nuestra identidad. Además, para los atletas constituía una fuente de ingresos legítima, honrada y en muchos casos era la única alternativa al serles vedados los terrenos del amateurismo por el color de la piel u origen humilde.

A su triunfo, la Revolución terminó con el profesionalismo y también con el amateurismo elitista: ambas formas del pasado, símbolos de un sistema en discordancia con el nuevo proyecto de nación inclusiva y soberana. La práctica se masificó, dio protagonismo exclusivo a los jugadores de casa y puso en cada franela el nombre de una provincia, cumpliendo el añorado sueño de la representatividad territorial. Ahora, en cinco décadas nuestro contexto deportivo ha experimentado varias transformaciones.

En principio, los participantes en las Series Nacionales necesitaban licencias deportivas que justificaran la ausencia a sus centros laborales para jugar a la pelota. Pero de nuevo vino a tema la competitividad, de la mano de las proyecciones del país para con su movimiento atlético y fue preciso contar con ellos a tiempo completo en pos de metas más ambiciosas. Entonces figuraron en nóminas de empresas donde jamás estuvieron, salvo el día del cobro, creándose un enrevesado mecanismo de remuneraciones por no asumir, por las claras, lo evidente.

Sin descuidar sus consecuencias, el profesionalismo no puede verse solo como sinónimo de enriquecimiento ilícito y explotación. Trabajar y recibir una retribución es una constante en nuestra cotidianidad: desde las tipicidades de cada una de nuestras profesiones, todos somos profesionales. En lo referente al deporte, ya puso contra las cuerdas al olimpismo en Río 2016 y lo asimilamos en el boxeo, sin renunciar por ello a nuestros principios de justicia y cuidado del hombre por sobre todas las prioridades.

Costará asumir el tránsito, más desde lo formal que desde lo factual; pero la simple omisión del nombre no borrará los hechos. Y en el nuevo contexto definirnos es imprescindible de cara a convenios, relaciones contractuales, deberes, derechos, responsabilidades, cumplimiento… de una y otra parte.

Entonces, antes de continuar la búsqueda del santo grial de nuestro pasatiempo en cambios de estructura, número de partidos o escasos topes internacionales, detengámonos a precisar las coordenadas: ¿dónde estamos? O mejor ¿hacia dónde vamos?… Lo demás son curvas que no marcan en la zona de strike.

Entry filed under: Serie Nacional de Béisbol. Tags: , , , , .

Yusniel Ibáñez: el Elefante del Juego de las Estrellas #beisbol #Cuba El muro de lamentaciones para el #futbol de #Cienfuegos (+ Fotos)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Sígueme en Facebook

Galerías en Flickr

Más fotos

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 4.540 seguidores

Estadísticas

  • 103,786 hits

Contador de visitas

free counters
octubre 2016
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  

A %d blogueros les gusta esto: