El arte de esculpir el cuerpo (II parte y final) (+ Infografía)

29 enero, 2016 at 2:54 pm Deja un comentario


Fotos Nelson Costa (2)

Más allá de la práctica deportiva, ir al gimnasio hoy se ha convertido en una actividad social donde muchas veces los propósitos estéticos superan a los de salud. Vuelve la vieja máxima de que “el fin justifica los medios” y en ese camino por un cuerpo vigoroso y bien formado, abundan los excesos.

Un visitante asiduo a estos espacios —quien prefirió el anonimato— identifica algunos desde su experiencia: “he visto barbaridades como ponerse insulina, eritropoyetina, efedrina… Y lo hacen por recomendaciones en la calle: fulano le dijo a mengano que le funcionó tal método, y así sucesivamente”.

Se habla de casos de inyecciones con varios tipos de aceite —incluido el comestible— en el afán de lucir mayor volumen muscular. También trasciende el uso imprudente de anabólicos como el nerobol y la testosterona, tanto en mujeres como en hombres.

“En mi gimnasio todo el mundo toma creatina para aumentar más, comenta un joven de 18 años, cuyo nombre nos reservamos. A mí me lo recomendó mi barbero y me dio las señas para comprarla (en el mercado negro)”.

“Yo se la pedí (la creatina) a mi suegro, él vive fuera de Cuba, nos cuenta una muchacha de 26 años. Lo utilicé como complemento de mis ejercicios en el gimnasio biosaludable del barrio. Lo tomaba según decía el frasco; pero después me aburrí y lo dejé”.

Funcionan como una especie de atajo y ni siquiera los precios ofrecen una traba de consideración: “un frasco de Whey Protein te cuesta 50 CUC y dura unos dos meses, señalaba un preparador y practicante encuestado. Por eso en ocasiones compramos otros más baratos; pero lo mínimo siempre ronda los 20 CUC”.

“Mucha gente viene al gimnasio y no acepta el sacrificio y tiempo necesarios para moldear su figura, explica Fidel Raúl Sardaña Roque, entrenador y juez de la Asociación Provincial de Fisicoculturismo (APFC). Quieren mejorar en uno o dos meses y acuden a estos suplementos”.

SUPLEMENTOS VS. ESTEROIDES

Resulta pertinente esclarecer ciertos detalles: “Existe una diferencia abismal entre suplementos nutricionales y esteroides, explica Alexis Jiménez Martínez, director del Centro provincial de Medicina Deportiva.

En el tema que nos atañe, los esteroides son medicamentos mal utilizados para aumentar el rendimiento, la masa muscular y, con ello, la posibilidad de un mejor resultado en lo competitivo.

“Tampoco surgieron de la nada, insiste. En realidad se fabrican con un fin curativo: para salvar vidas. Por ejemplo, no concebimos la atención a un asmático sin ayuda de la prednisona o la hidrocortisona; o la aplicación de esteroides como antiinflamatorios en personas con artritis reumatoidea, lupus, tiroiditis… A la larga son necesarios en la práctica médica; pero fueron llevados a malas prácticas desde lo deportivo.

“La lista es grandísima, en la cual destacan los anabolizantes (nandrolona, testoterona y otros andrógenos), calificados como doping para los atletas. Los hay más comunes e igual de peligrosos como la furosemida, el salbutamol, el fenoterol…, buenos en su concepción inicial e >incorrectos en el tema de ejercicios”.

infografia-esteroides

De acuerdo con la bibliografía, el uso irresponsable de estas sustancias prohibidas puede afectar el sistema nervioso —con la aparición de tumores malignos—, el óseo, ocasionar trastornos del crecimiento y cardiacos, hipertensión arterial, aneurismas, problemas del sistema endocrino como virilización, infertilidad… Los riesgos aumentan si esta medicación tiene lugar en edades de la adolescencia o juventud temprana.

Según Sardaña Roque, miembro de la APFC, “los esteroides no se indican en los gimnasios, son cosas contradictorias: todo el mundo conoce sus consecuencias, los estragos en tu vida a largo plazo. Lo que casi siempre las personas consumen son los suplementos nutricionales —la creatina, la glutamina— autorizados por todas las federaciones del mundo, e incluso empleados en el deporte de alto rendimiento”.

“Los suplementos nutricionales son permitidos en el deporte y se les llama ayudas ergogénicas, utilizadas para soportar las altas cargas de entrenamiento, argumenta el doctor Alexis Jiménez Martínez. Aquí están las vitaminas, los minerales, las sustancias hidratantes como las isotónicas… De los producidos en Cuba por Labiofam te puedo mencionar la espirulina, la jalea real… No tienen contraindicaciones, pues se hacen sobre la base de elementos naturales”.

Sobre su aplicación en la práctica oficial confirma Jorge Concepción, el mánager de los Elefantes de Cienfuegos: “nuestros atletas los emplean para recuperar las pérdidas provocadas por el ejercicio físico. El alto rendimiento implica esfuerzos al límite de las posibilidades del cuerpo y
estos nutrientes compensan la recuperación, aportando lo que por la vía de los alimentos no consiguen”.

Sin embargo, en el caso de la creatina surgen las reservas. Si bien no clasifica como esteroide, tampoco hay claridad con su inclusión en el grupo de los suplementos nutricionales.

“La creatina no se considera una ayuda ergogénica, sino un estimulante en la producción de aminoácidos y proteínas para aumentar la masa y la fuerza natural, señala el especialista de Medicina Deportiva. Actualmente no se considera doping, no está prohibida en la práctica médica o deportiva; pero todo debe tener su prescripción facultativa”.

EL MÉTODO

Cuando la interrogante trajo a tema los métodos para el consumo de la creatina u otras sustancias, las respuestas fueron unánimes: el frasco explica las dosis a utilizar y su frecuencia. Ahora, ¿son iguales todos los organismos que la ingieren o las cargas de ejercicios a las cuales los
someten?

“Si vas a tomar la dosis tope propuesta por el fabricante, es porque tú vas a hacer un ejercicio que la va a necesitar, señala Luis Iturralde González, amante del ejercicio físico y médico intensivista. Estas cosas tienen sus funciones elementales y lo que el organismo no utilice pasa a otras vías metabólicas menos saludables. Además, sin un soporte proteico los resultados pueden traer problemas. Su función es aumentar la capacidad para el ejercicio anaeróbico, o sea, fuerza, no para ir a un biosaludable”.

Según Iturralde, “para esas personas que hacen ejercicios con fines estéticos o de salud, no hacen falta estas sustancias: yo nunca las he utilizado. Incluso los que se dedican a competir (fisicoculturistas) se cuidan mucho más. Lo importante es una alimentación normal, con huevo, muchos vegetales…”.

Pero la vía rápida existe, para lo bueno y lo malo: “estas sustancias entran por la Aduana como fármacos y ni se pagan, añade Wilfredo Rodríguez Alfonso, metodólogo de la dirección municipal de Deporte. Pudiera existir un mayor control sobre los nuestros, los cuales llevan prescripción médica… Pero si tú consigues la receta y te lo tomas o inyectas, no hay forma de saberlo”.

Orientar consecuentemente a quienes se interesan por estas rutinas resulta ineludible. Y en honor a la verdad, el INDER tiene muy poca influencia sobre estas instalaciones y aunque la de la APFC es mayor, solo tiene cinco gimnasios asociados cuando “un levantamiento en el municipio, aún inconcluso, nos lleva ya por la cifra de más de 60”, informa Rodríguez Alfonso.

“La Asociación domina mejor ese contexto, cómo se trabaja, el estilo de entrenamiento, reconoce Alejandro Rodríguez Zamora, metodólogo provincial de Actividad Física Comunitaria. Pero nos corresponde a nosotros velar por las maneras saludables de hacerlo, sobre todo por quienes asisten por su gusto al deporte”.

“Se recomienda a quienes vayan a tomar creatina u otras sustancias, consulten a un especialista para saber la dosificación según sus condiciones físicas, insiste el doctor Alexis Jiménez Martínez. Tenemos un Centro de Medicina Deportiva al cual acercarse y solicitar consejo de nuestros nutriólogos, licenciados en Cultura Física, traumatólogos, médicos del deporte…

“Porque además, están las trampas de la industria farmacéutica internacional, que en ocasiones no declara la presencia de esteroides en los suplementos por cuestiones de venta, alerta. Hoy comercializan algunos suplementos con testosterona, que dicen que es inactiva; pero al final sigue siendo una hormona y es perjudicial”.

Lucir bien puede ser una meta, siempre y cuando exista un acertado balance entre propósitos, riesgos y beneficios. La falta de asesoría no puede ser una excusa para procederes irresponsables.

Entry filed under: Actividad física. Tags: .

Fisicoculturismo en Cienfuegos: el arte de esculpir el cuerpo (1ra parte) (+ Galería) Elefantes de Cienfuegos: Osvaldo Arias regresa al béisbol (+ Audio)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Sígueme en Facebook

Galerías en Flickr

Más fotos

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 4.540 seguidores

Estadísticas

  • 103,786 hits

Contador de visitas

free counters
enero 2016
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: