La primera final de los Elefantes de Cienfuegos (+ Video)

15 abril, 2015 at 2:58 pm Deja un comentario


Copia de Copia de ACM_3156_1

Los Tigres cogieron las señas y rompieron las cábalas de los Piratas en sus propias aguas: los abordaron en el “Labra”, les robaron el juego chiquito, retaron la autoridad de sus relevistas, resistieron las constantes embestidas de su nave… Ciego de Ávila lo hizo todo a la perfección y ganó la corona de la 54 Serie Nacional de Béisbol, como también pudo merecerla una Isla de la Juventud crecida en el estrecho marco de sus límites territoriales.

Ya en la ronda de los ocho mejores, era fácil suponer al refuerzo cienfueguero Leorisbel Sánchez en la discusión del título. A pesar del silencio mediático en las transmisiones –por X,Y o Z motivos, a estas alturas intrascendentes- los felinos de Roger Machado se mostraron al acecho y pusieron rayas al favoritismo de campeón. Solo la Ciénaga representaba, nominalmente, un escollo para su meta; mas los Cocodrilos quedaron empantanados de forma categórica e increíble.

“Cuando caímos en semifinales, sabíamos que éramos campeones, comenta Paporo. Fuimos los mejores en la segunda fase y Roger tenía experiencia en play off anteriores; el siempre dijo: ‘pa´lante, por el título todo el mundo’. Nos preocupaba Granma por su fuerte bateo; pero nuestro pitcheo se comportó y no pudieron hacer nada. Entonces los atacamos y vencimos.

“Ya la Isla fue otra cosa, nunca pensamos llegar a un séptimo juego contra ellos. Se plantaron guapos y nos complicaron un poco… Dieron tremenda guerra; casi nos ganan, la verdad”.

Los Piratas fueron el David de los pronósticos frente a un Goliat de probabilidades y supieron blandir su honda. La presencia en play off de la nueva tropa de Yusniel Ibáñez parecía improbable, mas sucedió. Su permanencia en estas lides se anunciaba efímera y en cambio trascendió de forma incuestionable. A la carta de navegación de Rodríguez Pantoja solo le faltó el buen viento de la arrancada –los abridores-, porque coraje derrocharon hasta el último cañonazo.

Refuerzos-IJV-Yusniel-Ibañez“Siempre la tuvimos difícil, comenta Ibáñez. Cuando buscábamos la clasificación, faltando nueve juegos, debíamos ganarlos casi todos: frente a Granma, Holguín y ya con Industriales tuvimos la prueba de fuego. Seguíamos el resultado de Pinar del Río; si bien nunca pensamos en los demás: salimos a luchar los tres partidos.

“Contra Matanzas la falta de favoritismo de los medios de prensa nos motivaba a esforzarnos en el terreno: en esos términos hablábamos en el banco. Y así ganamos otra vez, juego a juego, sin desesperarnos; nunca perdimos la fe. Y cuando vencimos en aquel sexto choque, ya la afición de la Isla nos consideraba campeones.

“Entonces llegué a mi primera final, una de las cosas más lindas en mis años como pelotero, asegura Ibáñez. Le sucedía igual a los otros muchachos y si habíamos avanzado hasta ahí, íbamos por más: no nos conformaríamos con el segundo lugar. Nos apoyaba una gran parte de Cuba: la gente llamaba, nos enviaban cartas y las leíamos en los mítines… Fuimos con todo; pero quedamos a un paso de la gloria. Sin embargo, muchos nos aplauden ese resultado”.

Desde lo individual cada uno de los cienfuegueros tuvo satisfacciones y pendientes, expuestos en la hora de un año de preparación y desempeño.

“El rendimiento ofensivo me bajó mucho en la final por la lesión en la pierna, comenta Ibáñez. Ocurrió en el segundo juego con Matanzas, en un toque de bola y cuando fui a arrancar se me hizo un desgarre ligero. Pasé tres días con hielo y antiinflamatorios; tampoco contaba con las condiciones necesarias para rehabilitarme en ese momento. Entonces jugaba con una venda muy apretada, casi no podía mover el pie, era la única forma de resentirme lo menos posible con cualquier gesto. A partir de ahí las cosas no salieron igual, a pesar de mis esfuerzos por ayudar al equipo”.

“Yo siempre salí en complicaciones, recuerda Leorisbel. Roger medio la responsabilidad de sacar out con bases llenas o con hombres en posición anotadora y la cumplí, Estaba un poco nervioso, era mi primera vez en una final, y ya usted vio como salió”.

Fue una batalla épica, cercana por demás, donde Cienfuegos se disputaba un título en la pelota nacional por cualquiera de las partes, dividiendo así las preferencias por estos contornos. Persistía el regodeo del acierto, pues los tres refuerzos en postemporada regresaron con medallas, por la grata sorpresa de la actuación del diestro Yasmani Ínsua con la novena matancera.

“Primero, yo no sabía lo de Ínsua con Matanzas, me enteré ya en la semifinal, comparte Ibáñez. Nos saludamos antes del enfrentamiento, como lo hacemos siempre; ahora, ya en el terreno es más difícil mantener esa postura: él luchaba por una causa y yo por otra, y en ese duelo personal, salió mejor y me dominó.

“Con Paporo se puede tener un poco más de rivalidad, porque él te reta, sonríe Yusniel. Y también salió ganado conmigo pues no le pude conectar. Pero nada, al final del último partido nos abrazamos y felicitamos uno a otro”.

“Ibáñez lo hizo muy bien con la Isla, opina Paporo. Su trabajo fue bueno en la Serie, bateó por encima de los 300: el muchacho estuvo a la altura. Yo nunca quería pitchearle; ya cuando lo tenía enfrente me tocaba ponerle: iba por uno de los dos”.

Desde aquella molienda de los Azucareros en la oncena Serie Nacional (1971-1972) no celebraba la Perla del Sur un campeonato. Más de cuatro décadas transcurrieron para volver a los festejos, otra vez en chamarra ajena.

“Para mí es un orgullo ser campeón, asegura Leorisbel. La gente por acá me saluda de lo más contenta, hasta me hicieron un recibimiento en el barrio y todo. Yo se lo decía a los muchachos nuevos, ¿ven que Cienfuegos sí tiene resultados?”.

“Lo comentaba en entrevistas previas: es un premio para este pueblo y su equipo, insiste Ibáñez. Trajimos para la provincia las tres medallas, oro, plata y bronce y lo más importante: cada uno cumplió su rol”.

Entry filed under: 54 Serie Nacional de Béisbol. Tags: .

Adulto mayor y cultura física en Cienfuegos (+ Audio) Andrés Mesa y el !play ball! del Gran Stadium de La Habana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Sígueme en Facebook

Galerías en Flickr

Más fotos

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 4.540 seguidores

Estadísticas

  • 103,786 hits

Contador de visitas

free counters
abril 2015
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

A %d blogueros les gusta esto: