Boxeo en Cienfuegos: el almendro y los golpes de mar (+ Audio)

7 enero, 2015 at 5:28 pm Deja un comentario


Foto: elelefanteverde.wordpress.comOtto, al frente y Álamo, detrás, los profesores del proyecto

Sol, arena y mar no figuran entre los componentes tradicionales para un ring de boxeo. Pero en el eterno verano de Cuba todas las acepciones resultan posibles y semejante compatibilidad se evidencia cada tarde en los inicios del Malecón cienfueguero.

“El almendro y sus frutos” lleva por nombre el proyecto deportivo de boxeo para niños, liderado por los profesores José Álamo y Otto Pérez Barceló. Hoy sus pupilos superan la veintena, sin reparar en diferencias de edades, tamaños o peso corporal: el amor por la disciplina figura como único requisito indispensable.

“Lo hicimos con el objetivo de acercar el deporte a la comunidad, aprovechando la proximidad de las escuelas primarias Ignacio Agramante y Guerrillero Heroico, comenta Álamo. Nosotros mismos vamos a ellas, cada tarde, a recoger a los pequeños para traerlos a la práctica.

“En realidad nos miden la 11-12 como categoría principal, añade. Pero el deporte es derecho del pueblo y todo el que pasa por acá y está interesado, le damos la oportunidad. Entrenamos de lunes a viernes, y los sábados montamos un ring sabatino en el gimnasio de Punta Cotica.

“Dividimos el grupo por edades y nivel técnico, continúa Otto. La preparación física es normal: sin peso, con el beneficio del trabajo en la arena y al aire libre. El contacto directo con la naturaleza también ayuda.

“Además de los aspectos propios de la disciplina, aquí les insistimos a los niños el cuidado del medio ambiente. El lugar donde ahora nos encontramos era un vertedero y la convertimos en una playita. De hecho, antes de cada sesión limpiamos el área, recogemos las latas, papeles y suciedad arrojadas el día anterior”.

Si en las prácticas institucionalmente establecidas la carencia de recursos deviene preocupación constante, en un proyecto comunitario son tema de mayor envergadura. Así, la capacidad de gestión e inventiva de padres y entrenadores pone el extra tras cada asalto del combate.

“Los niños necesitan varios medios de protección, argumenta Belkis Ferrer Gómez, activista del combinado No.1. Hablamos de protectores bucales, mascotas, sacos para golpear y hacemos lo hasta lo imposible para garantizárselos.

“Todo es manufacturado y los materiales, conseguidos por medios propios, con la ayuda de los padres, vecinos, amigos…. Si nos dan un saco, por ese molde sacamos otro; igual con los guantes, las mascotas… Compramos el vinil, la poliespuma gorda de las cajas de los refrigeradores, esponjas de mar… “.

SIGUIENTE ROUND

“En solo dos años de trabajo ya subimos cinco alumnos en la EIDE, explica Álamo. Este curso tuvimos un campeón nacional, Juan Raúl Padilla Rodríguez y nos complace descubrir talentos muy jóvenes, como el caso de Abraham Loma Villalpando, de apenas seis años.

“Hoy contamos con un API (atleta de perspectiva inmediata), esperando una capacidad en la EIDE. Así nos sucedió el curso anterior con Vismar Santos Rivero, quien no pudo entrar en septiembre, mas surgió luego la disponibilidad y entró a dicho centro”.

“Yo traigo a mi hijo porque le gusta el deporte y se siente bien aquí, comenta Deimy Chacón, uno de los padres. Antes entrenaba en el barrio, somos de Pueblo Griffo, pero el profesor dejó de ir y Otto y Álamo se responsabilizaron con él.

“Si no viene todos los días, no hay quien lo tenga en la casa, sonríe. Supongo lo lleva en la sangre: es sobrino nieto de Julito González y su abuelo y sus tíos también fueron boxeadores…Mi niño está contentísimo y yo un tanto cansado por los viajes, te imaginas; mas él feliz”.

“También por la calidad de los entrenadores, asegura otro de los padres, Eduardo del Sol Pérez, de Las Minas. Ellos son muy responsables en su trabajo, les enseñan mucho a los niños… El mío tiene solo seis años y ya se integra de lo más bien al grupo”.

“Aprendí a tirar el jab, a la derecha, a la izquierda, a ‘fintiar’, a defenderme, demuestra Kevin, el pequeño en cuestión. Todos los días corremos y entrenamos mucho: quiero ser como Robeisy cuando sea grande”.

“Yo me preparo fuerte para las competencias, añade Deivy Abreu Triana, de once años. Llevo tres años de campeón municipal y quiero seguir al provincial y al nacional: voy a seguir el ejemplo de los boxeadores cienfuegueros que luchan por la medalla de oro”.

Foto: elelefanteverde.wordpress.com

http://www.ivoox.com/proyecto-comunitario-boxeo-malecon-cienfuegos_md_4019465_wp_1.mp3″ Ir a descargar

Entry filed under: Boxeo. Tags: .

Otra de las satisfacciones de Iday Abreu Peces de tierra en Cienfuegos (parte I)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Sígueme en Facebook

Galerías en Flickr

Más fotos

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 4.540 seguidores

Estadísticas

  • 103,786 hits

Contador de visitas

free counters
enero 2015
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  

A %d blogueros les gusta esto: