En homenaje al béisbol de Cienfuegos (+ Audio)

4 agosto, 2014 at 4:52 pm 1 comentario


Foto: elelefanteverde.wordpress.com

De no ser por unos músculos de concreto, el hierro que corre por sus venas y el temple fundido en las adversidades, no hablaríamos en presente de su futuro deportivo… Porque casi una década tardó solo en completar el swing, indiscutida credencial para cualquier jugador de béisbol, muy cierto; pero un tiempo demasiado largo, incluso para una escultura.

¡Por fin! consigna su vez al bate el Jonronero del banco o el pelotero de Juanito, como solían apodarlo durante la pasmosa espera. Con impotencia escuchó a la distancia los ecos de felicidad o decepción de la fanaticada desde las gradas, mientras perdía la oportunidad de emular con los grandes de su generación, hoy ausentes… Al parecer, su misión consistía en marcar un nuevo comienzo para los Elefantes de Cienfuegos.

“Es, no sé: como parir, explica el escultor Juan García. El superobjetivo de esta obra era llegar aquí, al estadio, no permanecer en mi taller más allá del proceso creativo. Sin embargo, demoró nueve años y, si no es un récord, es un buen average, según los términos deportivos. Respondió a diversas razones: falta de recursos en algunos momentos, de sensibilidad en otros; dejadez por parte de los decisores… Mas nunca cejamos en el empeño: y lo trajimos.

“Ya completamos el montaje y nos encontramos en la fase de terminación y pátina, el tratamiento de superficie y color. Lo haremos con pintura anticorrosiva y resistente a la intemperie: roja, en el caso del tubo del swing y una insinuación en verde y negro, identificativos del equipo, para el pelotero.

“La esfera lucirá diferentes tonalidades en representación del mundo del béisbol. El cubo inferior quedará color cemento: es la base, sólida, compacta, dignifica todo el conjunto y el hormigón nos ayuda con esa intención de fuerza. Ya el letrero con el nombre de “Estadio 5 de Septiembre” demorará un poco más, pues en la provincia no tenemos dónde fundir el bronce. Tocará negociarlo en otro lugar, cuando el INDER cuente con los recursos, el presupuesto…”.

Foto: elelefanteverde.wordpress.comDe un físico impresionante: 6 metros y 40 centímetros del suelo al casco y un peso aproximado de tres toneladas, su inclusión en la nómina sureña responde a un antiguo –y no abandonado- proyecto de ambientación del coloso de Bonneval. Fueron siete las obras concebidas con dicha finalidad, coronada con esta, de nombre Homenaje al béisbol.

“La idea es darle una identidad diferente a nuestro estadio, personalizarlo: que a vuelo de pájaro cualquiera vea su imagen y lo reconozca como el de Cienfuegos. ¿Por qué ponerla fuera?: es una escultura muy pesada y sería un obstáculo en el interior. Además, viene siendo la cara, la antesala al terreno.

“Queremos presumir de un buen estadio desde lo técnico y deportivo; pero también desde lo estético. En función de eso hemos trabajado un grupo de artistas durante años: por amor al béisbol y al arte en torno a él. En todas partes del mundo la estética caracteriza a estos escenarios: ya sea por el fútbol, el béisbol… Aquí adolecemos de eso: solo se busca un espacio para jugar a la pelota y punto. …Y tratamos de revertirlo.

“Este es una instalación inmensa, con muchas áreas verdes; escalonadamente, pudiéramos hacer más cosas. Hay varios artistas interesados en colaborar, en donar piezas con la ambición de convertirlo en un lugar diferente. Ya existen cuatro piezas escultóricas en el exterior –tres del proyecto encabezado por Juanito y la cuarta es el elefante del grupo Ktey- y tres murales en el interior. Quizá pudiéramos pensar en algo sobre la pizarra… Soy optimista.

“Hablamos de una de las mayores mega construcciones de la ciudad y obras así contribuyen al buen gusto desde lo estético, de percepción. El deporte forma parte indisoluble de la cultura, tanto popular como tradicional y si aspiramos a trascender el marco elitista de las galerías, debemos volvernos al él, sin lugar a dudas.

“Me gustaría insistir en algo: este pelotero no es Antonio Muñoz, ni Pedro José Rodríguez… De hecho luce el 00 en su espalda en representación de quienes jugaron o jugarán en este estadio. El “José Antonio Huelga” de Sancti Spíritus tiene una escultura de dicho atleta porque le da nombre; pero no es el caso: si este se llamara Antonio Muñoz, o Pedro José Rodríguez, sería diferente…

“Ahora, quien quiera personalizarlo y pretenderlo Muñoz, Cheíto o algún jugador más reciente, ahí lo tienen: esa es su visión de la obra, pues siempre pertenecerá a todos los que hayan pisado alguna vez este terreno”.

http://www.ivoox.com/entrevista-a-juan-d-iaz_md_3368743_1.mp3″ Ir a descargar

Entry filed under: Identidad. Tags: .

Béisbol sub 23 en Cienfuegos: Mayabeque invicto Béisbol sub 23 en Cienfuegos: se despega el líder

1 comentario Add your own

  • 1. jose luis  |  5 agosto, 2014 a las 10:27 pm

    muy buena idea

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Sígueme en Facebook

Galerías en Flickr

Más fotos

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 4.540 seguidores

Estadísticas

  • 103,791 hits

Contador de visitas

free counters
agosto 2014
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

A %d blogueros les gusta esto: