¿Existe representatividad e igualdad en la prensa deportiva cubana?

22 mayo, 2013 at 2:06 pm Deja un comentario


periodismo deportivo

Tomado del blog El Olímpico de Cuba

Cuando se habla de periodismo en Cuba la ambigüedad llena muchos espacios. Los debates van de un lado al otro entre los resquicios de tantos problemas. Pero fuera de esos debatidos dilemas de noticiabilidad, salarios, desempeños, pertenencia, crítica y expresión, dentro de la prensa especializada, específicamente la deportiva, hay otro rincón oscuro que suprime lo nacional por lo capitalino, que usurpa lo cubano por lo habanero: la única voz que parece valer en la Isla es la que tienen los medios “nacionales”.

En primer lugar, habría que definir que es lo nacional, si lo que ocurre en la capital es nacional por el simple hecho de suceder allí ¿Si se critica que solo prevalezca la percepción desde La Habana podría achacársele a un reportero del “interior” que es regionalista por reclamar su derecho a voz y voto? A veces así se trata el problema, aunque Cuba no sea un pomo de boca ancha y La Habana no quede en el “exterior” ni Santiago de Cuba en el “interior”.

Ya eso de “interior” tiene un tono peyorativo. De ese interior podrían ser santaclareños, camagüeyanos, espirituanos, al final son de tierra adentro, pero no los cienfuegueros, matanceros o santiagueros -de la ciudad cabecera- porque en definitiva tienen tanta vista al mar como los habaneros.

Entonces se usa para minimizar, para subestimar: en esencia es discriminativo y regionalista.

¿Como es la prensa deportiva nacional? Se supone, para que un medio nacional se nutra de lo que más vale y brilla del periodismo deportivo en el país; ellos serían los de más sapiencia en la guía de la matriz de opinión crítica en cada especialidad atlética, y aunque hay medios muy respetables.

Yo no hago un post para hablar de las personalidades y medios a los que admiro, son muchos esos, también los puedo alabar, pero lo que molesta y no tiene voz debe exigirse, debe criticarse lo malo, la feo y lo negativo.

Tenemos periodistas deportivos que desconocen de geografía, confunden países, banderas, capitales, gentilicios, en plena transmisión de un magno evento y rellenan esos vacíos culturales con naderías y comentarios insustanciosos. Tenemos periodistas deportivos en los medios nacionales incapaces de pronunciar correctamente los apellidos de jugadores tanto cubanos como extranjeros -no importa lo conocidos y famosos que sean- y se equivocan si es en español, en francés o inglés, en cualquier idioma.

Tenemos periodistas deportivos en los medios nacionales capaces de generar los chistes más grotescos entre los aficionados de cada esquina, siendo el hazmerreir del gremio. Por suerte no hay rating de audiencia capaz de medir este fenómeno de rechazo colectivo, y muchos no tienen cuentas de twitter a donde recibir cientos de críticas que deambulan a sotto voce en los estadios entre gente tan irritada, capaz de coleccionar garrafales pifias para transmitirlas a sus amigos por correo electrónico como el último chiste.

En los periódicos las redundancias y errores, que trae tanta edulcuración del lenguaje deportivo, dan al pecho; otros son tan parcializados

En Cuba si se eligen los atletas del año, solo participan un puñado de especialistas radicados en La Habana y que se desempeñan en los Medios Nacionales, como dueños de la verdad absoluta ¿Acaso el resto de los periodistas de decenas de medios municipales y provinciales son ineptos?

Yo digo que no, yo afirmo que muchos superan profesionalmente y con creces la calidad de otros mejor promocionados y conocidos por la pantalla de la TV…¿y cual es el premio a esos anómimos estelares? Pasar decenas de años en sus emisoras, alcanzar algún premio periodístico (sin poder viajar a La Habana para recibirlo) y no asistir ni como invitado al más mínimo evento allende fronteras; mientras vemos una y otra vez como todos esos que provocan chistes y hasta rechazo, narran y comentan una y otra vez, no importa su calidad.

Uno de los premios a un periodista deportivo de provincia es que vaya a La Habana a suplir el puesto de ese otro “reportero nacional” que se fue al extranjero a la olimpiada o a un mundial. Plato de segunda mesa.

Esto pude parecer rabioso o ridículo

Lo peor es que en Cuba, bajo la égida y vista gorda de la UPEC existe un Círculo Nacional de Periodistas Deportivo al cual solo pertenecen periodistas de la capital ¡Ni uno solo de los reporteros deportivos del resto de la nación están incluidos!

Y resulta que Cuba preside la FEDEPA, va a los congresos de la AIPS, realiza premiaciones, recibe importantes visitas; es como si todo fuera de espaldas a los periodistas de las provincias, pues la mayoría de ellos no conocen de estas segmentaciones.

En otros lares, más alla de la capital hay también Círculos especializados, hay también premios, eventos, solo que los medios nacionales son copados por los mismos del Círculo Nacional y entonces no trasciende. También hay otro Círculo de Cronistas Beisboleros; desconozco si realizaron prueba de aptitud o por escalafón accedieron a semejante sitio o si es que los estadísticos y comentaristas de las provincias son parte del “paisaje y área verde”.

Jornada de la prensa en Cuba, 14 de marzo: sale en varios medios de prensa la jornada deportiva nacional, aunque solo la efectúan los radicados en La Habana ¿Por qué se le denomina nacional si no se convoca a los afiliados de todas las provincias? Será porque en la crisis económica mundial no hay balones para jugar voleibol o porque equivaldría a una gran pérdida de tiempo en el aprovechamiento de la jornada laboral.

Congreso Provincial de la UPEC: un reclamo está basado en estas irregularidades (me aseguran “no intencionales”, menos mal), papel y lápiz en la tribuna, apuntes, no hay respuestas, solo la esperanza se democratizará más esta profesión hacedora de noticias pero la ilusión duró poco. Es imposible desde entonces no supieran lo que acontecería, en resumen otra burla, otra falta de respeto…

Leí como una delegación de periodistas representará a Cuba en los I Juegos de la AIPS (Asociación Internacional de Prensa Deportiva) con sede en Medellín, Colombia ¿Realmente es una delegación cubana o de aquellos que por la suerte radican en La Habana y son miembros de un elitista club nacional de Cronistas Deportivos?

No tengo nada en contra de mis colegas, es más, me alegro porque en la mayoría de los asistentes a Colombia son mis amigos del softbol, y otro de ellos tiene tremenda calidad futbolística, sin embargo no deja de ofenderme como una organización gremial como la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) obvia a centenares de otros colegas que al menos tienen derecho a que se les haga partícipes de semejante convocatoria.

Los deportes elegidos son billar, boliche, fútbol sala, atletismo y ajedrez ¡Caramba! Yo no conozco a un solo periodista en Cuba que pueda jugar mejor a los bolos que un narrador deportivo de la emisora de mi localidad por la simple razón que de campeón nacional de ese deporte, muy exótico aquí, se decidió por el periodismo; además del futbolista elegido (Osmani) no conozco ningún otro periodista futbolista como Fidel Manzanares, porque él también estuvo en primera categoría y hasta hace unos meses era delantero de la Universidad de Camagüey en la Universiada Nacional y también es muy bueno en atletismo; en el ajedrez no me alcanzan los dedos para contar reporteros con normas de Maestros; en billar conozco a un periodista loco que gana apuestas en los bares ¡Y ellos no fueron partícipes!

No hubo ni la delicadeza de abordar la noticia del evento colombiano antes de la elección del equipo “cubano” ¿De que representatividad y consideración a los periodistas “provincianos” estamos hablando? Estoy seguro en Guantánamo, Holguín, Granma, Las Tunas, Ciego de Ávila, Pinar, Matanzas hay muchísimo aspirantes con calidad.

No se trata de envidiar suertes, de que algunos tengan más protagonismo, se trata de igualdad, de respeto hacia ese narrador, comentarista o reportero que desde un municipio hace su labor con calidad y conocimiento, que diariamente alimenta los noticieros de su territorio, a pesar de los miles de contratiempos, sinsabores y carencias, que casi nunca tiene reconocimiento público y nacional, al que se le priva por una extraña razón de ahorro ejercer en vivo len a final de su equipo porque cuesta mucho la transportación y el pago, mientras otros dilapidan con no se cual recurso en un campeonato europeo que nada tiene que ver con los cubanos.

Son muchas las diferencias.

Anuncios

Entry filed under: 52 Serie Nacional de Béisbol.

Elefantes a gusto en el “Capitán San Luis” (+ Galería) Cienfuegos vs Villa Clara: vecinos rivales en el play off

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Galerías en Flickr

Más fotos

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 4.911 seguidores

Estadísticas

  • 106,481 hits

Contador de visitas

free counters
mayo 2013
L M X J V S D
« Abr   Jun »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

A %d blogueros les gusta esto: