De cómo se enciende Santiago (+ Galería)

7 noviembre, 2012 at 7:55 pm 2 comentarios


Con la premura de la resignación Santiago recupera la vida: su ruidosa cotidianidad, el agresivo tráfico…El ajetreo de sus hijos pareciera no haberse interrumpido nunca aunque, casi dos semanas después del caos, ni los escombros y ni el desgreñe del cableado consiguen insertarse al paisaje. 

Las anécdotas señalizan cada esquina: “Sandy” marcó tan fuerte este sur que difícilmente sus testigos lograrán olvidarlo. Solo el Sol alumbra en demasía los pronunciados altibajos de cada avenida pues, aún cediendo paso al esfuerzo,  en la indómita ciudad la noche luce tan oscura como en los libros de cuentos.

“Aquí tienen su casa, mis niños: sin techo, se lo llevó el ciclón; pero dispuesta para cuando la necesiten –fue el saludo de Sonia Guiñán Limonta, una santiaguera de 82 eneros tocada ahora por la desgracia. Gracias por venir a ayudarnos, ese gesto nunca lo olvidaremos”. Y como cada uno de sus coterráneos defiende la hospitalidad en la peor de las pruebas, mientras asume con heroicidad la recuperación de sus más queridos espacios. Tampoco descuida ni un tanto la vista del cielo, rezando para que a los suyos no le lluevan más problemas.

Con tamaña disposición reciben a los linieros de todo el país, entre los cuales figuran un centenar de cienfuegueros. La expectativa los convierte en dioses, de esos hacedores de luz que trastocan a bien las fatales experiencias, y veneran su presencia como profetas. Sin embargo, bajo los cascos amarillos solo reina la solidaridad: uno de esos inmensos tesoros que se conservan con la mano abierta.

“He caminado Cuba completa (son 25 años de servicio) y no he visto pueblo tan humilde y cariñoso que el de Santiago de Cuba –comenta José Rodríguez Mendoza, jefe de una de las dos brigadas de Cumanayagua. Su ayuda resulta invaluable e incluso se ríen, ya sabes, no conocemos el lugar y ahora los guajiros somos nosotros: coge por aquí; no, mejor por allá… Es muy complicado: Cienfuegos cabe diez veces en este lugar.

“El trabajo es duro: una cosa te muestra la televisión y otra muy diferente ves en la escena. Nos encontramos muchos postes inclinados, secundarios partidos, acometidas en similar estado… Un desastre –señala Rodríguez Mendoza. Igual avanzamos, siempre con mente positiva, priorizando la seguridad de los hombres y el acabado del servicio. La calidad es el respeto al pueblo, ya lo dijo el Comandante Che Guevara, y únicamente nos vamos a descansar (sobre las diez u once de la noche) cuando nos ordenan retirarnos”.

Curtidos de desastres y penumbras, cada uno conserva su lucecita de añoranza. Las historias conmueven corazones, pero nunca deberes:

“Vimos las noticias en Venezuela y a las dos de la mañana nos avisaron de la salida para la Isla –recuerda Roberto Quintana Castellaños, con 26 años de experiencia en estas misiones y quien llevaba18 meses de colaboración en la República bolivariana. Partimos a las siete en un vuelo vía Holguín y aquí estamos. Siquiera he podido encontrarme con parte de mis compañeros de trabajo.

“Mi familia hizo fiesta al saber de mi arribo, pero me tocó informarles que no iría para la casa -menciona. No te miento: estoy loco por verlos, mas la prioridad está en Santiago; al menos me comunico y los tranquilizo cuando reciben noticias mías”.

“Yo soy natural de Segundo Frente, aquí en Santiago de Cuba. Vivo hace años en Cienfuegos y vine en el contingente para la rehabilitación de la provincia –refiere Yuverlandys Alcolea Paz. En Segundo Frente viven los míos: mis padres, hermanos… Todos sufrieron daños por el ciclón: mi mamá perdió el techo de la casa, la vivienda de mi hermano tiene afectaciones graves…Ninguno cuenta con fluido eléctrico… Dicen que destruyó el barrió donde crecí.

“No he podido ir a verlos: no puedo abandonar mi puesto de trabajo ni a mis compañeros –explica Yuverlandys. Creo que mi mamá sabe de mi presencia por acá, aunque me resultó imposible comunicarme con ella. Independientemente del interés personal, yo viajé hasta Santiago a cumplir una tarea de la empresa: reestablecer el servicio en el área que me asignaron. Estoy seguro que otros colegas del país hacen lo mismo en la zona de mi familia y cumplirán esa encomienda con gran calidad”.

Y a fuerza de coraje se crecen los santiagueros, malheridos aún por el doloroso trance, mientras saludan al paso de quienes cambian la desencajada imagen de su hogar. Todo el verde caimán late hoy en torno suyo y también Cienfuegos contribuye al milagro.

“Te hablo de corazón: ni nos preocupamos por averiguar cuándo regresamos –asegura José Rodríguez Mendoza. Sabemos que la familia está inquietada, pero dígale que estamos bien: todo el mundo guapeando. Si el Comandante Raúl dijo no se iba hasta ver restablecidas las redes en Santiago, ¿nos vamos a ir nosotros? ¡Yo tampoco me voy hasta devolverle la electricidad a Santiago!”.

Galerías en Flickr:

Linieros de Cienfuegos en Santiago (II)

Linieros de Cienfuegos en Santiago (I)

Anuncios

Entry filed under: Variadas. Tags: , , , .

Dojo en Cienfuegos: un camino para la salud (Parte I) (+ Audio) Polo acuático en Cienfuegos: pocas horas para mojar la pelota

2 comentarios Add your own

  • 1. Aslam Ibrahim Castellón Maure  |  17 noviembre, 2012 en 1:04 am

    Vaya jefa, no habia tenido muchos dias en estos dias para agregar mi comentario aqui, pero era una deuda que tenia pendiente contigo. La verdad es que me tienes asustado pues a ese paso vas a prescindir de mis servicios y de los de Nelson. Jajajaja.
    Muy buen trabajo periodistico como es costumbre contigo y sobre todo muy buenas fotos. Mas aun teniendo en cuenta que fueron con una Nikon. Por lo cual el esfuerzo vale doble. Jajajajaja.
    Lo dice un alumno de tu fotografo favorito. Que es tan Canonista como yo.
    Nada, de verad, mis felicitaciones pues a veces la gente no valora el esfuerzo de nuestros periodistas para que les lleguen las noticias.

    Me gusta

    Responder
    • 2. elelefanteverde  |  19 noviembre, 2012 en 6:52 pm

      Jajajajja, gracias; mira que viniendo de ustedes el halago a las fotos hasta me lo creo, ja… ya ves, la Nikon tiene sus momentos, jajaja

      Me gusta

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Trackback this post  |  Subscribe to the comments via RSS Feed


Darilys Reyes Sánchez

Traducir esta página

English Russian Italiano Deutsch Français Portuguese Chino Japones Arabe Noruego Corea Polonia

Entradas recientes

Archivo

Categorías

Galerías en Flickr

Recibe por correo elctrónico las actualizaciones más recientes

Únete a otros 5.025 seguidores

Estadísticas

  • 107,287 hits

Contador de visitas

free counters
noviembre 2012
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  

A %d blogueros les gusta esto: